La finalidad de un estudio de Feng Shui es potenciar y armonizar las energías del hábitat para beneficiar a sus ocupantes, ayudándolos a lograr sus objetivos, convirtiéndose en una herramienta que permite avanzar en la realización personal.

Mediante el análisis de la vivienda o negocio, los solicitantes toman consciencia del gran impacto que ejerce el entorno y aprenden a explotar al máximo su potencial.
Cada consulta es única y exclusiva. En ella se enseña como aprovechar los aspectos favorables y a neutralizar o evitar los desfavorables.

Los cambios propuestos se adaptan al momento y al estilo de cada persona ya que el Feng Shui no es ni una moda ni una tendencia decorativa. Los materiales, las formas y colores, todos combinados con las pautas armónicas del Feng Shui, producen efectos que podemos utilizar para mejorar cualquier área.

¿Cuando realizar un estudio?

Mejorar la salud, las relaciones, el dinero o conseguir una vida más plena y feliz puede ser un motivo para  solicitar la ayuda de un profesional en el arte del Feng Shui. Siempre es una buena ocasión para equilibrar y armonizar espacios, pero existen momentos claves, en la vida de las personas, en las que es muy recomendable solicitar un estudio completo.

– Los traslados, tanto en particulares como en empresas. La nueva distribución, los colores, la luz y la función de cada espacio son varios de los aspectos que se tienen en cuenta en el estudio del Feng Shui.

– Antes de comprar o alquilar una vivienda, analizamos los puntos favorables y los desfavorables. En el caso de espacios compartidos, el estudio se puede realizar en una zona o área determinada.

– A la hora de seleccionar un local comercial, despacho, o nave industrial
para emprender un negocio. Las características del local ayudan a enfocar los negocios hacia el éxito o el fracaso. Un estudio de Feng Shui es altamente recomendable en este punto.

– En la proyección de una Vivienda de obra nueva. La guía y el asesoramiento de un Consultor de Feng Shui aporta muchos puntos importantes que se deben tener en cuenta en el desarrollo del nuevo proyecto. El mejor estudio de Feng Shui es el que se realiza desde el inicio de una nueva construcción.

– Antes de una reforma, cambio de imagen o decoración interior
. Se pueden conseguir resultados altamente satisfactorios utilizando las pautas del Feng Shui. Tenemos en cuenta las necesidades e inquietudes de los clientes para transformar los ambientes en espacios armónicos y funcionales, donde la energía fluya de forma favorable.


A quién va dirigido


Feng Shui para empresas: Trabajar en un espacio equilibrado y armónico aumenta la creatividad, el rendimiento y la productividad. Disponer de un buen Feng Shui en la empresa puede beneficiar en muchos aspectos: mejora las relaciones internas, aumenta la colaboración, focaliza los objetivos empresariales y ayuda a su materialización.

Feng Shui para comercios:
Crear ambientes agradables con una buena presencia y una buena distribución, es la clave para todos los negocios. Con el Feng Shui podemos conseguir crear ambientes cálidos y confortables que ayudan de forma natural  a la venta de productos y/o servicios.

Feng Shui para domicilios particulares:  Con un estudio de Feng Shui se pueden conseguir múltiples objetivos. Un mejor descanso, aumentar los ingresos, mejorar las relaciones en el trabajo o en la familia, desarrollar una mente más creativa, etc. Pero sobre todo adquirir auto-conocimiento a través de la lectura del espacio y aprender a utilizar esta técnica para lograr los objetivos personales.

error: Content is protected !!